Posted in Momentos creativos, Reflexiones

Reflexiones en verso (I)

No es lo que nos venden, es lo que compramos

(I)

Nos venden que lo bueno es difícil de conseguir,
que es algo que siempre hay que pelear.

Nos venden que lo inaccesible atrae,
y que lo disponible no te debe interesar.

Nos venden que sufrir es lo normal,
que detrás se esconde la felicidad.

Nos venden que la vida es dura,
que no hay sitio para la bondad.

Nos venden una lucha constante,
y que si no luchas estás perdido.

Nos venden que tienes que hacerte notar,
y que si no lo haces, estás desaparecido.

Nos venden que sólo somos un cuerpo,
nada dicen del resto.

(II)

El tema no es lo que te venden,
sino que aceptas lo que compras.

Porque:

Si compras que lo bueno es difícil de conseguir,
aceptas que a lo bueno no tienes derecho.

Si compras que lo inaccesible atrae,
te condenas al sufrimiento.

Si compras que sufrir es lo normal,
asumes que no hay lugar para la felicidad.

Si compras que la vida es dura,
no dejarás lugar para recibir bondad.

Si compras una lucha constante,
no tendrás ningún momento de paz.

Si compras que tienes que hacerte notar,
no disfrutarás de ratos de tranquilidad.

Si compras que solo somos un cuerpo…
¡Ay si compras que no somos más que eso!

De lo material esclavo te volverás,
perdiendo toda tu humanidad.

(III)

Por ello te digo que elijas bien lo que compras.

Si no te gusta lo que te venden,
produce aquello que quieres.

Cambia tu perspectiva,
diseña tu vida.

siempre es posible un cambio,
siempre hay una alternativa,

Tuya es la elección,
siempre hay elección.

No compres lo contrario.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *